De pedales e ideales.

LOS SENDEROS DEL PLACER

Tengo cuarenta y cuatro años. Al escribir esto, son aproximadamente las cuatro de la tarde, y estamos aproximadamente a cuarenta grados. Creo que si fuera japonesa podría asustarme. Estoy en una casa en construcción, en una esquina; afuera hay maquinaria que emite polvo y ruido, pues  están pavimentando una de las calles. Adentro, dos hombres jóvenes pintan la que pronto será su casa común. Uno es el director, el otro, un voluntario de la asociación civil BCSicletos. Sin embargo, al verlos difícilmente se podría distinguir entre ellos: los dos trabajan al parejo y se hablan como iguales, como creo que debe ser, y como siempre ha sido en esta organización, a lo largo de sus ya casi 7 años de existencia. La suya es una camaradería engañosa, pues a simple vista todo en su trato es tan informal. Tanto, que parecieran estar haciendo las cosas al descuido; sin embargo, la…

Ver la entrada original 381 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s